viernes, mayo 30, 2008

MOSCÚ: ENCUENTRO ENTRE EL PATRIARCA ALEXIS II Y EL CARDENAL WALTER KASPER

El 29 de mayo de 2008, el Patriarca Alexis II de Moscú y Toda Rusia recibió en su residencia de trabajo al cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos.

En su discurso de bienvenida, el Patriarca, alegrándose de que esta visita no oficial había llevado al cardenal a visitar varias diócesis y monasterios de la Iglesia Ortodoxa Rusa, hizo notar la importancia del interés recíproco por las tradiciones y los santos lugares respectivos como muestra del establecimiento de buenas relaciones entre las Iglesias. El Patriarca subrayó igualmente la necesidad del diálogo ortodoxo-católico, especialmente para llevar al mundo un testimonio común en las cuestiones sociales: "Nuestro diálogo debe conducir a un desarrollo de la colaboración entre ortodoxos y católicos para defender y predicar los valores cristianos tradicionales en un mundo secularizado (...) debe contribuir a establecer cooperación entre los cristianos ortodoxos y los católicos en lo que atañe a defender los valores morales y responder a los retos que el mundo actual lanza a la moral, la familia y también en materia de derechos humanos y la bioética.", declaró el Patriarca Alexis II.

No obstante, Su Santidad Alexis II y el cardenal Kasper abordaron problemas que complican las relaciones entre ambas Iglesias, tales como la educación de los niños bautizados como cristianos ortodoxos, pero alojados en hogares católicos; la expansión proselitista de la Iglesia uniata en Ucrania, etc.

El cardenal Walter Kasper, agradeciendo al Patriarca su acogida y entregándole una carta personal del Papa Benedicto XVI, resaltó el carácter indispensable de la comprensión mútua y del diálogo entre la Iglesia Católica Romana y el Patriarcado de Moscú.

Benedicto XVI, en el mensaje dirigido al Patriarca Alexis II vía el cardenal Kasper, expresó su respeto a la misión que está cumpliendo la Iglesia Ortodoxa de Rusia y volvió a manifestar que aprecia mucho la aspiración del Patriarca de Moscú y toda Rusia a desarrollar relaciones entre los católicos y los cristianos ortodoxos.

En el transcurso del encuentro, el Patriarca también destacó la importancia de este diálogo teológico entre ortodoxos y católicos, en el que la Iglesia Ortodoxa Rusa ha participado siempre activamente. Los sucesos del último encuentro plenario de la Comisión Mixta Internacional de Diálogo Teológico de Rávena (octubre de 2007) son pues especialmente dolorosos para la Iglesia Ortodoxa Rusa. La delegación del Patriarcado de Moscú, en efecto, fue obligada a abandonar los trabajos en razón de la presencia de representantes de la "Iglesia Apostólica Ortodoxa de Estonia", creada paralelamente a la Iglesia Ortodoxa Autónoma de Estonia reconocida por el Patriarcado de Moscú: "La cuestión de la participación de la Iglesia Ortodoxa Rusa en la Comisión de diálogo entre la Iglesia Ortodoxa en su conjunto y la Iglesia Católica resulta problemática ya que, desgraciadamente, el Patriarcado de Constantinopla insiste en imponer a la Comisión la presencia de representantes de la `Iglesia Apostólica Ortodoxa de Estonia´, entidad que no está reconocida por el conjunto de las Iglesias Ortodoxas locales. Para mí, originario de Estonia, que conozco bien la situación eclesial real de este país, esta cuestión reviste un carácter particular", subrayó el Patriarca, recordando que él fue once años presbítero en Estonia y hasta 1990 obispo de Tallinn.

El Patriarca constató que esta iniciativa unilateral del Patriarcado de Constantinopla condujo a que la más importante de las Iglesias Ortodoxas por número de fieles no pudiera participar en el diálogo teológico ortodoxo-católico, lo que no puede más que debilitar el alcance de éste. "En el caso del documento de Rávena, el problema reside no sólamente en que fuera adoptado sin nuestra participación, sino también en su contenido, en particular el pasaje donde el papel de Constantinopla para los ortodoxos es situado en un plano de igualdad con el de Roma para los católicos", declaró el primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Por otro lado, según la agencia de noticias RIA-Novosti, fuentes del Patriarcado de Moscú, al término de la entrevista, confirmaron la posibilidad de celebrar una futura reunión entre el Patriarca Alexis II y el Papa Benedicto XVI. Esta fuente trasladó a los periodistas que no se habló concretamente de organizar tal encuentro, pero que éste era posible en principio: "Según manifestó el Patriarca, la reunión debe de ser bien preparada, para no transformarse en una simple comparecencia ante las cámaras de televisión", subrayó la fuente.

En términos parecidos, ya se expresó Su Santidad Alexis II en la entrevista que le hizo la revista "La Vie" (26/09/07) con motivo de su viaje a Francia: "El asunto de una visita del Papa a Rusia no está en el orden del día. Sin embargo, la posibilidad de un encuentro con el papa de Roma jamás ha sido rechazada, hasta en los momentos más difíciles. Siempre hemos pensado que el encuentro entre los primados de las dos más grandes Iglesias cristianas debía ir acompañado de un progreso verdadero en nuestras relaciones y no solamente ser presentado como un gesto protocolario o un simple acontecimiento mediático", dijo en aquella ocasión el Patriarca Alexis.

[Fuentes: Egliserusse.eu y RIA-Novosti; otro medio que dedica un espacio a esta visita: El Nacional (Venezuela)]