domingo, mayo 25, 2008

REUNIÓN DEL COMITÉ CONSULTIVO DE LA COMISIÓN INTERNACIONAL DE DIÁLOGO ORTODOXO-ANGLICANO

El comité consultivo de la comisión internacional de diálogo teológico entre la Iglesia Ortodoxa y la Comunión Anglicana se reunió, del 21 al 23 de mayo, en el Phanar, sede del Patriarcado Ecuménico, en Estambul, indicó la agencia de información próxima al Patriarcado de Moscú, Interfax.

Participaron en este encuentro, de la parte ortodoxa, el metropolitano Kallistos (Ware), del Patriarcado Ecuménico, copresidente ortodoxo de la comisión internacional de diálogo teológico entre la Iglesia Ortodoxa y la Comunión Anglicana, el obispo Hilarión (Alfeyev), del Patriarcado de Moscú, y el obispo Nifón de Targoviste, del Patriarcado de Rumanía, y, por parte anglicana, el obispo Marc Dyer y los reverendos Jonathan Goodall y Gregory Cameron.

La tarde de su primera jornada de trabajos, los miembros del comité mantuvieron un encuentro con el Patriarca Ecuménico, y después cenaron con él.La principal cuestión debatida durante esta sesión versaba sobre el tema del diálogo teológico ortodoxo-anglicano. Se decidió proponer a la comisión continuar los trabajos ya comprometidos sobre la antropología en relación con las tradiciones teológicas de ambas Iglesias. Tal como fue convenido por los participantes, un tema tal permite englobar un amplio panel de cuestiones teológicas y éticas que están presentes en el seno de la Comunión Anglicana, en general, y en el marco del diálogo ortodoxo-anglicano, en particular.

Durante los debates, subraya la agencia Interfax, el obispo Hilarión insistió para que la situación creada durante la última sesión plenaria de la comisión internacional para el diálogo teológico católico-ortodoxo, en octubre de 2007, en Rávena (SOP 322.8), no se reprodujese con la comisión de diálogo ortodoxo-anglicana y que, para evitarlo, la "Iglesia Ortodoxa Apostólica de Estonia" (NdT), cuyo estatuto no está reconocido por el Patriarcado de Moscú, no había de ser admitida en los trabajos de esta comisión, so pena de producir la retirada de la delegación de la Iglesia Rusa, tal como ya sucedió en el caso de Rávena.

Siempre según al agencia Interfax, los miembros del comité estimaron de un modo unánime que "la presencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el diálogo ortodoxo-anglicano" era necesaria.

[Fuentes: orginal Servicio Ortodoxo de Prensa (SOP); recogido del blog del Vicariato de la IOR en España y Portugal]