domingo, junio 01, 2008

PARLAMENTARIOS FRANCESES POR LA DEFENSA DE LOS CRISTIANOS DE ORIENTE

El diputado Jean-Marc Nesme ha tomado la iniciativa con Bernadette Dupont, senadora de Yvelines, de someter a la consideración de sus colegas de la Asamblea Nacional y del Senado franceses, un llamamiento en favor de los cristianos de Oriente y de la libertad religiosa en el mundo. Más de 140 representantes electos ya han respondido a su proposición.

El texto de la iniciativa parlamentaria precisa destacadamente las siguientes manifestaciones:

- "condenando con la más grande firmeza, los asesinatos, las represiones, las discriminaciones, las persecuciones, los secuestros, las torturas físicas y morales, los incendios de iglesias, las profanaciones de cementerios y el exilio forzado de lo que son víctimas los cristianos en África, en Asia y en Oriente,

- recordando la vinculación a los principios de libertad de pensamiento, de conciencia y de religión y del libre ejercicio del culto, en cualquier parte del mundo,

- subrayando la importancia del diálogo entre las religiones para promover la paz y la comprensión entre los pueblos,

- considerando que, según el Pacto internacional relativo a los derechos civiles y políticos, `toda persona tiene el derecho a la libertad de pensar, de conciencia y de religión, que este derecho implica la libertad de tener o adoptar una religión de su elección, así como la libertad de manifestar su religión, individualmente o en común, tanto en público como en privado, por el culto y el cumplimiento de los ritos, las prácticas y la enseñanza´,

- rehusando la partición binaria `Oriente musulmán-Occidente crisitano´ y afirmando que la presencia de los cristianos de Oriente es esencial para establecer los puentes entre las culturas y ser mediadores para un diálogo pacífico entre Orccidente y Oriente,

- recordando que las comunidades cristianas están establecidas en Oriente desde hace 2000 años, que esta Tierra de Oriente es la del pluralismo religioso, que esto supone su verdadera riqueza,

- lamentando que Europa ha dado demasiado la espalda al Mediterráneo, al mismo tiempo que una parte de sus raíces se encuentran en él y que los países ribereños de este mar están en el cruce de un gran número de intercambios del mundo contemporáneo,

Por lo demás, concluye el texto con tres demandas principales:

- piden que sea tenida en consideración la cuestión de la situación de las comunidades cristianas en el marco del diálogo político con los países donde estas están amenazadas,

- piden que todo programa de cooperación y de ayuda al desarrollo sea concedido bajo la condición de que el principio de una verdadera libertad religiosa sea respetado conforme a las convenciones internacionales,

- piden la creación de un Observatorio de las religiones y del pluralismo religioso, significativamente, en el seno de la Unión Mediterránea.

[Fuentes: original, Liberté politique.com; traducido de Orthodoxie]

2 comentarios:

Ioan dijo...

Como en otros temas, Francia siempre por delante...y aquí, ni se sabe ni se contesta.
Ioan

Anastasio dijo...

Coincido contigo, Ioan; por lo demás, admiro a la República Francesa en muchos aspectos.