miércoles, junio 25, 2008

INAUGURACIÓN DEL CONCILIO EPISCOPAL DE LA IGLESIA ORTODOXA RUSA


El Concilio de los obispos de la Iglesia Ortodoxa Rusa se inauguró solemnemente en la catedral Cristo Salvador de Moscú el martes, 24 de junio de 2008, por medio de una Liturgia solemne, presidida por el Patriarca Alexis de Moscú y de Toda la Rusia.

El Concilio Episcopal es el órgano jerárquico supremo de la Iglesia ortodoxa rusa. Es convocado por el Santo Sínodo y el Patriarca una vez a cada cuatro años.

El trabajo del Concilio comenzó con la exposición del Patriarca Alexis sobre la vida de la Iglesia Rusa desde el último Concilio de los obispos de 2004. En su extenso y rico discurso, el primadode la Iglesia rusa abordó cuestiones múltiples de la vida eclesiástica: el trabajo misionero, la vida parroquial, la vida monástica, el diálogo entre las Iglesias, el diálogo interreligioso, las relaciones con la sociedad. El motivo central de este discurso inaugural fue la unidad de la Iglesia. El patriarca Alexis se extendión largamente sobre el particular del restablecimiento de la comunión canónica con la Iglesia Rusa Fuera de las Fronteras cuyos obispos participan, por primera vez, en el Concilio Episcopal del Patriarcado de Moscú.

El discurso del Patriarca fue seguido de una exposición a cargo del metropolitano Kiril de Smolensk y de Kaliningrad, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores, sobre los contactos de la Iglesia Ortodoxa Rusa con otras Iglesias Ortodoxas, con las Iglesias cristianas no ortodoxas, con la sociedad civil y otras religiones.

A continuación, después de la intervención del metropolitano Juvenal de Kroutitsy, presidente de la Comisión Sinodal para la Canonización de los Santos, el Concilio procedió a la canonización de los santos, venerados ya a título local. Se trata de San Juan (Maximovitch, 1896-1966) de Shanghai, canonizado antes por la Iglesia Rusa Fuera de las fronteras, de San Antonio (Smirnitski, 1773-1846), arzobispo de Novgorod, y las Santas Juliana (1300-1393) y Eupraxia (1302-1394), monjas de Moscú.

El Concilio proseguirá con sus trabajos hasta el domingo, 29 de junio, y se clausurará con una Liturgia solemene con ocasión del 1020 aniversario del bautismo de Rusia.

[Fuente: Egliserusse.eu]