martes, junio 17, 2008

MONSEÑOR SERGEY DE VORONEZH: "A TRAVÉS DE LA BENEFICIENCIA LAS PERSONAS COMPARTEN AQUELLA RIQUEZA DEL ALMA TAN NECESARIA A ESTA SOCIEDAD SECULARIZADA"

El presidente del Departamento de Beneficiencia y Servicio Social de la Iglesia, del Patriarcado de Moscú, el metropolitano Sergey de Voronezh ha concedido una entrevista [en ruso] al sitio web oficial del Concilio de Obispos-2008, en el que aborda todo lo relativo a los objetivos y actividades de su departamento.

El Departamento para la beneficiencia y el servicio social de la Iglesia, del Patriarcado de Moscú, se constituyó en concordancia con las definiciones del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa celebrado el 31 de enero de 1991.

Este Departamento está llamado a ocuparse de la organización, coordinación y desarrollo del servicio social en las metropolías, en las diócesis y en las parroquias del territorio canónico de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

En principio, en una primera etapa, su trabajo se orientó a la distribución de la ayuda humanitaria (alimentos, ropa y medicinas) procedente de los países de Europa y de los Estados Unidos. En los últimos años el Departamento se ha empleado en el desarrollo de programas social-benéficos y proyectos de ayuda a los miembros menos protegidos de la sociedad: personas sin techo o sin empleo, refugiados, emigrantes forzados, familias numerosas, ancianos solitarios, niños de familias desfavorecidas y desestructuradas, huérfanos, enfermos y minusválidos, independientemente de sus ideas políticas y convicciones religiosas.

Pero el Departamento no está únicamente para realizar los proyectos concretos o redistribuir los fondos: su objetivo principal y su destino es convertirse en fuente y centro vital del renacimiento del servicio social en las metropolías, diócesis, conventos y monasterios, y parroquias; para ello coopera estrechamente con las instituciones sinodales, las direcciones diocesanas, los conventos y monasterios, y las juntas parroquiales y, así mismo, con las organizaciones -tanto nacionales como extranjeras, tanto públicas como privadas- de caracter benéfico y social.