lunes, junio 09, 2008

RUSIA: LOS PRESIDENTES DE RUSIA Y DE UCRANIA ABORDAN LA CUESTIÓN DE LA SITUACIÓN DE LA ORTODOXIA EN UCRANIA

La situación de la Ortodoxia en Ucrania fue abordada -entre las "cuestiones candentes" existentes entre Rusia y Ucrania- dentro de la entrevista bilateral mantenida por los presidentes ruso y ucraniano, Dimitri Medvedev y Víktor Iouchtchenko, el pasado 6 de junio, en el marco de la cumbre de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), celebrada en el antiguo palacio imperial de Strelna, en San Petersburgo.

Al final de esta conversación, en la cual también participaba, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, condenó las "medidas unilaterales" adoptadas por Kiev que "no contribuyen a la estabilidad" de las relaciones entre ambos países. Entre estas medidas, mencionó cuestiones políticas y económicas, como el asunto del puerto de Sebastopol (Crimea) y el precio del gas exportado por Rusia a Ucrania, pero también el estatuto canónico de la Iglesia Ortodoxa en Ucrania: "Es indispensable evitar medidas unilaterales, especialmente en lo que hace a las relaciones entre las Iglesias", declaró en sustancia Sergei Lavrov, citado por la agencia rusa RIA-Novosti.

El jefe de la diplomacia rusa informó que ambos presidentes habían tratado la preparación de la conmemoración del 1020º aniversario de la conversión de la Rusia de Kiev al cristianismo, que debe efectuarse el próximo mes de julio, así como el proyecto sostenido por Víktor Iouchtchenko de unificación de todos los ortodoxos ucranianos en una sola Iglesia territorial autocéfala, un proyecto sobre el que el Patriarcado de Moscú no quiere en absoluto hablar. Así mismo, concluyó diciendo que una "extremada prudencia" era necesaria para resolver esta cuestión y, añadió, "estamos convencidos que nuestra opinión será atendida".

La Ortodoxia en Ucrania se encuentra dividida desde la independencia de este país, en 1991, en tres jurisdicciones paralelas: la Iglesia Autónoma de Ucrania, que permanece en la jurisdicción del Patriarcado de Moscú y se encuentra, pues, en comunión plena con la Ortodoxia mundial, y dos entidades disidentes: la "Iglesia ortodoxa de Ucrania - Patriarcado de Kiev" y la "Iglesia autocéfala Ucraniana".

El presidente Iouchtchenko se pronunció, en enero de 2007, a favor de un proceso de reunificación de las diferentes jurisdicciones ortodoxas que permitiría la emergencia de una Iglesia local unificada en este país, una iniciativa que encontró un rechazo por parte del Patriarcado de Moscú, que considera que Ucrania forma parte de su "territorio canónico" (SOP 315.9, 316.19, y 317.20).

La metropolía de Kiev, que, desde de su fundación a finales del siglo X estaba bajo la jurisdicción del patriarca de Constantinopla, no fue ligada con la jurisdicción de Moscú hasta el año 1686.

[Fuente: Servicio Ortodoxo de Prensa (SOP)]