viernes, junio 06, 2008

PATRIARCADO DE ANTIOQUÍA: FALLECIMIENTO DEL METROPOLITANO PABLO BANDALI

El metropolitano de Akkar, Pablo (Boulos) Bandali se durmió en el Señor el 3 de junio de 2008, coincidiendo con las fechas en que finalizan las festividades pascuales del año 2008. El cuerpo del metropolitano difunto ha estado expuesto a los fieles los días 4 y 5 de junio en la catedral metropolitana de la ciudad de Cheikhtabba de Akkar (norte de Líbano). Los funerales se celebraron el 5 de junio a las 16 h. y fueron presididos por el Patriarca Ignacio IV, primado de la Iglesia Ortodoxa de Antioquía, acompañado de varios metropolitanos miembos del Santo Sínodo, así como de obispos, presbíteros y diáconos y fieles del Patriarcado y de la diócesis de Akkar.


[Una reunión del Santo Sínodo del Patriarcado de Antioquía en 2005; Monseñor Pablo es el primero por la derecha en la primera fila]


Semblanza homenaje de Carol Saba, responsable de comunicación de la AEOF (Asamblea de Obispos Ortodoxos de Francia):

La Iglesia Ortodoxa de Antioquía pierde a una de sus más grandes figuras episcopales y espirituales. La expresión aflora en la boca de las personas que le amaban y le apreciaban, que se trataba aquí de un hombre santo: "Si hemos perdido a un santo varón sobre la tierra, hemos ganado a un santo varón en el cielo" me decía hoy, 4 de junio, el padre Tony Elsoury. El metropolitano Pablo era reconocido por su gran bondad, su gran docilidad y su humildad extrema y sin límites. En la opinión unánime de todos cuanto lo conocieron, fue un hombre capaz de un amor sin límite y que no precisaba de hablar del amor al prójimo pues lo vivía en la fuerza y en la simplicidad del testimonio cristiano. Pedagogo reconocido y pastor probado, era cuidadoso de la transmisión de la fe, capaz de anudar el diálogo con sencillez y autenticidad con grandes y pequeños. Durante el período de su gobierno episcopal, la diócesis de Akkar conoció una gran época de apertura y de desarrollo. Aplicaba una atención muy particular al desarrollo de las obras benéficas de la Iglesia, ya sea en el dominio de la educación, como en el de la salud y el de la solidaridad social. Una de las grandes realizaciones sobre la cual fue inspirador y veló por su cumplimiento y desarrollo, fue la fundación de la Escuela Nacional Ortodoxa que, en un tiempo récord, se convirtió en una de las escuelas más grandes del Líbano y la primera en Akkar. Monseñor Pablo desempeñaba su misión episcopal y su amor por la Iglesia como un encargo no de una autoridad o de un poder cualquiera, sino como un obligación de servicio, de servicio a todas y a cada una de las personas.

¡Axios Monseñor y memoria eterna!


Elementos biográficos de la Agencia Libanesa de Información:

El metropolitano Pablo (César Bandali en el mundo) nació en 1929 en la ciudad de Trípoli, capital del norte del Líbano, y más concretamente en el célebre barrio de Al Mina (El Puerto). Tiene cinco hermanos, de los cuales el mayor es el destacado teólogo, escritor y educador cristiano ortodoxo, Costi Bandali. Realizó sus estudios primarios y secundarios en las Escuelas Cristianas de los Hermanos. Contribuyó al nacimiento y fundación, al lado del metropolitano Jorge Khodr de Monte Líbano, del Movimiento de la Juventud Ortodoxa del Patriarcado de Antioquía. Ordenado diácono el 28 de agosto de 1959 en el monasterio de Day El Harf. Ordenado presbítero el 6 de septiembre de 1959 en la catedral de San Jorge (Mina) por el metropolitano Elías (Karam). Físico de formación universitaria, fue educador y docente durante muchos años en la Escuela del Profeta Elías, de la que fue director. Inició sus estudios de teología en el año 1971, obteniendo su licenciatura en estas materias en 1975. Sirvió como presbítero en varias parroquias (Markbetta, Karabech, Bichmizzin y en la parroquia Al Mina de Trípoli). Elegido obispo, vicario patriarcal junto a Su Beatitud en Damasco, en el año 1980, sucediendo en este cargo a monseñor Elías Audi, cuando este se convirtió en metropolitano de Beirut. Fue elegido elegido como metropolitano de la diócesis de Akkar el 26 de enero de 1983.


Por su parte, el sitio web de la Archidiócesis de la Iglesia de Antioquía en Buenos Aires y Argentina, ofrece así mismo esta reseña:

El Patriarcado de Antioquia anunció con profundo pesar el fallecimiento de S. E. R. Monseñor Pablo Bandali, Arzobispo Metropolitano de Akkar y dependencias (Wadi al Nasarah, Tartous y Safita) el pasado 3 de junio. El solemne oficio de funeral será celebrado el jueves 5, y presidido por Su Beatitud Ignacio IV, Patriarca de Antioquia, y los miembros del Santo Sínodo en el Líbano y en Siria.

Monseñor Pablo tenía 79 años y fue obispo por 25 años. Proveniente de una familia profundamente cristiana y dedicada a la Iglesia, se recibió de Profesor de Física y ejerció su profesión en la Universidad Libanesa pero luego ofreció toda su vida al servicio de la Iglesia recibiendo el Orden sacerdotal. Después de su Ordenación estudió teología. Asumió la jurisdicción del Arzobispado, que se extiende tanto en el Líbano como en Siria, durante tiempos muy difíciles. Por su carisma y humildad produjo un gran renacimiento en su iglesia.

Hace ya diez años, el Santo Sínodo le asignó a S.E.R. Monseñor Youhanna Yazigi y a S.E.R. Monseñor Basilios Nasur para ayudarle respectivamente en el Valle de los Cristianos (Wadi al Nasarah) y las regiones de Safita y de Tartus.

S.E.R. Monseñor Siluan presidirá el Solemne Funeral ofrecido por el eterno descanso de su alma, este domingo 8 de junio en la Catedral San Jorge.

Que su memoria sea eterna.

[Fuentes: Orthodoxie y sitio web de la Iglesia Ortodoxa de Antioquía en Argentina]