viernes, junio 06, 2008

PARA LA REFLEXIÓN Y LA MEDITACIÓN (23)

"El apóstol Pablo presenta así la fuerza de la Ascensión del Señor: `Subiendo a las alturas, llevó a los cautivos y dio dones a los hombres´ (Ef 4, 8). Después de haber cumplido la justicia de Dios, el Señor nos ofreció todos los tesoros de la bondad divina. Esto es lo que significa llevó a los cautivos: es el botín de su victoria. Comenzó por distribuir este botín a los hombres, enviándoles al Espíritu Santo que, descendido una vez, permanece eternamente en la Iglesia y concede a cada uno aquello que necesita, obteniéndolo del botín llevado de una vez para siempre. Venid todos, servíos de él. Pero preparad antes un receptáculo para este tesoro: un corazón puro. Del mismo modo, hay que tener unas manos adecuadas para obtener la parte de ese botín: una fe intrépida".

San Teófano El Recluso


[Nota: imagen obtenida de Wikipedia]