jueves, junio 26, 2008

LOS ANÁLISIS REALIZADOS CONFIRMAN QUE LOS HUESOS HALLADOS EN LOS URALES SON DE LOS HIJOS DEL SANTO ZAR NICOLÁS II

Los peritajes realizados en Rusia, Austria y Estados Unidos confirman que los restos óseos hallados el año pasado en los Urales pertenecen, con casi toda seguridad, a dos de los hijos -el zarevich Alexéi y la princesa María- de Nicolás II, el último zar de Rusia, asesinado junto a su familia por los bolcheviques en 1918.

La Casa Imperial Rusa reiteró inmediatamente que reconocerá la autenticidad de esos restos si así lo hace la Iglesia Ortodoxa Rusa, según indicó a la agencia Interfax Alexandr Zakátov, jefe de la cancillería de la Gran Duquesa María Románova, residente en España.

La Iglesia Ortodoxa Rusa no ha reconocido todavía la autenticidad de todos los restos encontrados, según apuntan los indicios, a la familia real rusa; pero las últimas pruebas han despertado esperanzas en el seno de la Iglesia: "Aún es temprano para sacar conclusiones, pero, si se consigue establecer la autenticidad de esas osamentas, quedará resuelto uno de los principales problemas que impedían que la Iglesia reconociera los restos anteriores", declaró el arcipreste Gueorgui Mitrofánov, miembro de la Comisión Sinodal del Patriarcado.

[Fuente: Terra Actualidad-Efe]