sábado, abril 19, 2008

NOTICIAS DEL SERVICIO ORTODOXO DE PRENSA - ABRIL 2008 (II)

Moscú: El Patriarca Alexis II responde a los teólogos musulmanes (15/04/08)

La Iglesia Ortodoxa Rusa publicó, el 14 de abril, en su sitio oficial de Internet, una extensa respuesta del Patriarca de Moscú Alexis II, primado de esta Iglesia, a la carta de 138 teólogos musulmanes, dirigida el 12 de octubre de 2007 a veintiocho responsables de Iglesias cristianas, entre los cuales se contaban los patriarcas ortodoxos, incluido el primado de la Iglesia Rusa. "Actualmente, el cristianismo y el islam cumplen una misión extremadamente importante en el mundo", escribe, subrayando que ambas religiones recuerdan a la humanidad la presencia de Dios y la dimensión espiritual del hombre y del universo. "Testimoniamos el vínculo estrecho que existe entre la paz y la justicia, entre la moral y la ley, entre la verdad y el amor", continúa el Patriarca antes de exponer con más detalle la visión ortodoxa de la comunión entre el hombre y Dios. El primado de la Iglesia Rusa apela a promover por todos los medios tanto un diálogo doctrinal entre el cristianismo y el islam, como una colaboración práctica entre cristianos y musulmanes en las diversas esferas de la vida pública. "En el plano doctrinal, nuestro diálogo podría abordar cuestiones tan importantes como el conocimiento de Dios, del hombre y del universo. Al mismo tiempo, en el plano práctico, la cooperación entre cristianos y musulmanes podría ir en la dirección de la defensa del papel de la religión en la vida pública, de la lucha contra la difamación, la intolerancia y la xenofobia". Inscribiéndose en la prolongación del debate abierto por el memorable discurso del Papa Benedicto XVI sobre el islam en Ratisbona (Alemania), en septiembre de 2006, la carta de los teólogos musulmanes llamaba a los responsables cristianos a una mejor comprensión del islam y a un fortalecimiento del diálogo entre ambas religiones.

[Más información sobre esta noticia aquí]


Estados Unidos: El Patriarcado Ecuménico pretende emplazar el Instituto de Teología de Chalki en Grecia (16/04/08)

El Patriarcado Ecuménico pretende emplazar el Instituto de Teología de Chalki en Grecia, reveló en su edición del 15 de abril, el diario en lengua griega "The National Herald", que se publica en Nueva York. Según fuentes oficiales griegas que pidieron anonimato, el Patriarca Ecuménico Bartolomé I le habría solicitado al Primer Ministro griego Costas Caramanlis, su apoyo para abrir una escuela de teología, presentada como "Nueva Chalki", en las dependencias del monasterio de Farmakolytria, situado en Vassillika, cerca de Tesalónica (norte de Grecia). Esta petición habría sido formulada durante la entrevista que mantuvieron Bartolomé I y Costas Caramanlis, el 23 de febrero último, en el Phanar, sede del Patriarcado en Estambul (antigua Constantinopla), al margen de la visita oficial de tres días que el primer ministro griego realizó a Turquía (SOP 325). Siempre según el "The National Herald", el Patriarca habría adquirido la convicción de que las autoridades turcas, a pesar de sus numerosas promesas en este sentido, no tendrían ninguna intención de permitir la reapertura del Instituto de Chalki, y que sus declaraciones recientes, a menudo contradictorias, unas veces anunciando su reapertura próxima, otras veces disculpándose con nuevas dificultades, no buscarían sino ganar tiempo frente a la presión internacional (SOP 308.16 y 309.19).

Por otro lado, interrogada sobre esta cuestión durante una conferencia de prensa en Washington, el 15 de abril, Condoleezza Rice, Secretaria de Estado, citada por la agencia Reuters, declaró que la Administración americana pedía una vez más oficialmente a Turquía autorizar la reapertura del Instituto de Chalki. Fundado en 1844 en las dependencias del monasterio de Santísima Trinidad, en la isla de Heybeliada, en el mar de Marmara, el Instituto de Teología de Chalki fue cerrado por orden de las autoridades turcas en 1971. En el curso de los últimos ocho años, el Patriarca Bartolomé I ha intervenido repetidas veces para pedir su reapertura, indispensable para formar a los clérigos y los teólogos que el Patriarcado necesita (SOP 243.21, 267.3 y 270.23). La reapertura del Instituto también ha sido incluida en la lista de exigencias previas a la adhesión de Turquía a la Unión Europea.

[Más información en entrada anterior]


Rusia: La Iglesia Rusa denuncia la extensión de la jurisdicción del Patriarca Ecuménico a China (17/04/08)

En su sesión del 15 de abril , el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa, reunido bajo la presidencia de su primado, el Patriarca de Moscú Alexis II, denunció públicamente la extensión de la jurisdicción del Patriarca Ecuménico a China. El 9 de enero, el Santo Sínodo del Patriarcado Ecuménico procedió a la reorganización de su diócesis del Sudeste Asiático, cuya sede está en Hong Kong, extendiendo su jurisdicción al territorio de la República Popular China, recuerda un memorandum del Santo Sínodo, antes de subrayar que la Iglesia Rusa expresa su "profundo pesar" ante esta decisión y estima que se trata aquí de un "atentado a los derechos" de la Iglesia Ortodoxa de China, la cual dispone de un estatuto de Iglesia autónoma que le concedió el Patriarcado de Moscú en el año 1956. Considerando que "es su deber defender los derechos de la Iglesia Ortodoxa de China", el Santo Sínodo de la Iglesia Rusa declara "injusta y canónicamente injustificada la decisión de la Iglesia de Constantinopla", ya que esta decisión ha sido adoptada, subraya, "de manera unilateral, sin que los ortodoxos residentes en China hayan sido informados sobre la misma". La Iglesia Ortodoxa de China, cuyos orígenes se remontan a la llegada de misioneros rusos a principios del siglo XVIII y que recibió del Patriarcado de Moscú estatuto de Iglesia autónoma en 1956, contaba a principios de los años sesenta con dos obispos chinos, varios sacerdotes y cerca de 20.000 fieles. Privada de existencia legal con la "revolución cultural", hoy no tiene más que cuatro pequeñas parroquias en Manchuria (nordeste del país). En febrero de 1997, el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa reafirmó su solicitud pastoral para los ortodoxos de China y encargó al metropolitano Cirilo de Smolensk y Kaliningrado la reorganización de esta Iglesia (SOP 216.20). Una iglesia está en proceso de restauración en el terreno de la embajada de Rusia en Pekín, allí donde se elevaban, antes de 1946, los edificios de la Misión Ortodoxa Rusa de China.

[Foto: icono de los Mártires Chinos]


Rusia: Fallecimiento de la escritora rusa Zoïa Krakhmalnikova (18/04/08)

La escritora ortodoxa Zoïa Krakhmalnikova falleció, el 18 de abril de 2008, en Moscú, a la edad de 80 años, a consecuencia de una larga enfermedad, anunció la emisora de radio "Ecos de Moscú". Entre 1976 y 1982, Zoïa Krakhmalnikova había sido la fundadora y redactora de la colección "Nadejda. Khrinstianskoïé tchténié" (Esperanza. Lectura cristiana), que reunía textos de carácter púramente espiritual. Diez ejemplares de esta colección, única en su género en la Unión Soviética, habían aparecido en números mecanografiados y multiplicados por fotocopia, antes de ser reeditados y publicados por una casa editorial rusa en Alemania (SOP 91.7). Esto fue lo que le valió ser detenida por la KGB, en agosto de 1982 (SOP 71.6) y condenada a un año de prisión y cinco años de exilio interior por "propaganda y agitación antisoviéticas" a partir de un dossier de acusación fabricado (SOP 78.4). Sin embargo, en ningún momento Zoïa Krakhmalnikova había ocultado lo que hacía: todas las colecciones de "Nadejda" aparecieron bajo su nombre, con una indicación según la cual no tenían otro fin que el religioso, sin ninguna connotación política. Crítica literaria de formación, miembro de la Unión de Periodistas de la URSS e investigadora en el Instituto de Sociología de la Academia de Ciencias, Zoïa Krakhmalnikova llevaba una vida sin problemas, en el seno de la "intelligentsia" soviética, hasta que ella y su marido Félix Svetov, se convierten en cristianos, en 1971, y comienzan a testimoniar abiertamente sus convicciones. Ella es despedida en 1974, mientras que Félix Svetov es excluido de la Unión de Escritores Soviéticos. En 1987, después de cuatro años pasados en Oust Kan, en la región de Altaï (Siberia Occidental), Zoïa Krakhmalnikova obtiene una remisión de su pena, en el marco de la Perestroika, volviendo a Moscú, donde publica una serie de artículos sobre la situación de la Iglesia Rusa en el siglo XX, particularmente un estudio titulado "Los frutos amargos de una dulce prisión", que abordaba la cuestión de las relaciones entre la Iglesia y el Estado bajo el régimen comunista, así como un libro de testimonio sobre la experiencia de la vida en un campo de concentración en la vida de una creyente.

[Fuente: SOP]