martes, abril 29, 2008

LOS MISIONEROS RUSOS ENTRE LOS INICIADORES DE LA MISIÓN EN LENGUA ÁRABE DE LA ORTODOXIA EN PALESTINA

Comentando el encuentro pascual entre el Patriarca Teófilo de Jerusalén con periodistas rusos, el diácono Andrés Kouraev, profesor de la Academia de Teología de Moscú, recordó el papel que Rusia representó en la salvaguardia del Patriarcado de Jerusalén durante los difíciles períodos de su historia, a comienzos del siglo XVIII.

El fundador de la Misión Rusa en Tierra Santa, Porfirio Ouspensky, fue uno de los primeros en el siglo XIX en desarrollar una actividad misionera en árabe en el seno de la población ortodoxa de Palestina. Todavía hoy, la mayoría de los fieles del Patriarcado de Jerusalén es de habla árabe, mientras que el episcopado está compuesto exclusivamente por griegos. Esta situación provoca regularmente tensiones en el seno de la Iglesia de Jerusalén. La Misión Rusa abrió en la segunda mitad del siglo XIX varias escuelas y seminarios en lengua árabe y editó numerosas obras en este idioma.

La Misión Rusa en Tierra Santa atravesó por tiempos difíciles durante el período soviético, sin embargo se ha desarrollado mucho en el curso de los últimos quince años. El número de fieles que frecuentan las iglesias de la Misión ha aumentado considerablemente gracias a la llegada masiva de emigrados procedentes de las repúblicas de la ex-Unión Soviética.

La Misión ha abierto recientemente un sitio en Internet que tiene una versión en inglés.