lunes, abril 21, 2008

FRATERNIDAD DE PARROQUIAS DE GIRONA

Como prueba de las dificultades por las que han de pasar las parroquias ortodoxas en España y, muy especialmente, por lo que se refiere a la falta de medios y de apoyos públicos, reflejo aquí la noticia aparecida en el diario digital "20 Minutos".

A falta de apoyos directos a las parroquias, se ha de recurrir a la constitución de asociaciones; algo que se viene haciendo en varias zonas del país y que es muestra del diferente trato de las instituciones públicas del Estado español a las confesiones religiosas minoritarias en comparación con la mayoritaria, la católica (blindada por un Concordato con el Estado Vaticano, cuanto menos, "preconstitucional").

La noticia es la siguiente:

PIDEN "MANTENER VIVO EL PATRIMONIO CULTURAL" DE LA LITURGIA ORTODOXA EN GIRONA

Los responsables de las cuatro iglesias ortodoxas de la provincia de Girona han fundado una asociación, la Fraternidad de las parroquias ortodoxas de la provincia de Girona, mediante la cual piden a la ciudadanía colaboración para “mantener vivo el patrimonio cultural” de la liturgia ortodoxa en Girona.


Primero abrió las puertas la parroquia de Navata, hace 7 años. Dos años más tarde, fue el turno de Girona. Recientemente, hace 2 meses, han fundado la de Cassà de la Selva y el próximo 27 de abril, el día de la pascua ortodoxa, prevén abrir la de Ripoll en la cual aún falta finalizar el altar. “Con la limitación de recursos, pero se abrirá pronto”, ha matizado el responsable de la liturgia, Jaume Hereu.

Precisamente, por este motivo han fundado la asociación, porque “no hay suficientes recursos” para sacar adelante su tarea. De hecho, Hereu ha explicado que hasta hace poco aún tenían que pagar desde Barcelona el alquiler de la iglesia de Girona.

El sacerdote de las parroquias se ha remitido a la “tradición” de la liturgia ortodoxa durante el primer milenio en Girona para afirmar que la colaboración de los ciudadanos servirá para mantener estos “valores culturales". "No se trata sólo de fe, sino de amor por el patrimonio cultural, la belleza y la poesía", ha afirmado Hereu.

Fomentar la integración de los inmigrantes

La asociación, además de dar a conocer las parroquias ortodoxas de la provincia, se ha fijado como objetivos fomentar acuerdos parroquiales para expandir en todo el territorio esta rama religiosa y fomentar la integración de los inmigrantes.

La gran mayoría de los fieles provienen de países de Europa del Este de tradición ortodoxa, principalmente de Rumania, Bulgaria o Rusia. “Hacen falta más catalanes”, comenta el sacerdote. En concreto, de los 150 fieles de la parroquia de Girona sólo cuatro son catalanes.

Aunque reciben una “pequeña ayuda” de la Generalitat, Hereu sitúa como fuente de financiamiento a los fieles y, por este motivo, asegura que necesitan “más ayuda”.

La asociación ha creado el web esglesiaortodoxadegirona.com y la iglesia de Girona está en la plaza Sant Pere número 22. Las iglesias ortodoxas de Girona forman parte del patriarcado de Serbia.

En otro orden de cosas, el Vicariato de la Iglesia Ortodoxa Serbia en España firmaba hace unos meses -tal como informa su sitio web oficial- un convenio de colaboración con la Generalitat de Cataluña. Parece ser que es en Cataluña donde, afortunadamente, se está dando un trato equitativo a todas las confesiones religiosas, tal como la constitución prescribe y tal como pone de manifiesto una reciente ley del parlamento catalán que ofrece las mismas posibilidades a todas las religiones en cuanto al acceso a terrenos públicos para edificar sus respectivos templos.