sábado, septiembre 29, 2007

UNA GRATA VISITA

Este blog no recibe muchas visitas (del orden de las 15 a las 25 diarias), ni sus entradas contabilizan muchos comentarios públicos. Bien es verdad que, desde su inicial puesta en marcha hace unos dos años, tampoco he vuelto a hacer en la red de Internet una campaña de difusión de su existencia.

Sin embargo, de vez en cuando se producen muy gratas visitas. Hoy ha sido el caso: un hermano de Brasil, concretamente de Nobres, en el Mato Grosso, Elías (Wagner) Teixeira Florentino, ha accedido a "De Ortodoxia" y, lo más importante, nos ha informado del funcionamiento, más o menos reciente, de dos nuevos sitios cristianos ortodoxos: la página web de la Comunidad Ortodoxa de la Santa Madre de Dios, que él administra y gestiona, y el blog personal que va confeccionando periódicamente, "Ortodoxia".

Aunque ya en la respuesta a su comentario le he dicho que inmediatamente colocaría los enlaces correspondientes a ambos espacios, he considerado que se merecían también su correspondiente entrada a fin de que la información sobre su existencia se vea reforzada. Siempre alegra comprobar cómo el número de sitios y de recursos dedicados a la Ortodoxia van en aumento y, especialmente, en el espacio geográfico de España, Portugal e Iberoamérica.

Me permito desde aquí invitar a todos los visitantes de "De Ortodoxia" a que visiten igualmente estos dos nuevos sitios dedicados al cristianismo ortodoxo. No sólo sus contenidos, sino también su estética, lo aconsejan.


¡Adelante Elías! ¡Que Dios te bendiga!

2 comentarios:

Jorge Luis Gonano dijo...

Querido hermano, me es grato continuar visitando tu página y encontrar nuevas noticias de la Ortodoxia en la red, y también informarme gracias a tu blog de los acercamientos que tiene el Vaticano con Benedicto XVI a la cabeza y la IOR con Alexis II como Patriarca de la misma, es de implorar que las relaciones mejoren y se hayane el camino del diálogo y la comprensión mutua. Saludos de este católico que como siempre implora a Dios la Gracia de la Unidad.

Teofilactos dijo...

Disculpa, Jorge Luis, por haber tardado algunos días en publicar tu comentario (he estado con otras ocupaciones).

Efectivamente, estimado Jorge Luis, oremos por la unidad de la Iglesia de Cristo, porque las dificultades y los "desencuentros" se superen.

No en vano, así lo prescribe el mandato evangélico:

"No ruego sólo por estos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí. Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado" (Jn 17, 20-21)

Un fuerte abrazo:

Anastasio