miércoles, agosto 15, 2007

LA ELECCIÓN DEL NUEVO PATRIARCA DE RUMANÍA SERÁ EL 12 DE SEPTIEMBRE PRÓXIMO

El Santo Sínodo de la Iglesia Rumana ha fijado la fecha de las elecciones del nuevo patriarca de Rumanía para el 12 de septiembre próximo. El comunicado oficial del Sínodo indica que este día los obispos diocesanos de la Iglesia rumana se reunirán para establecer la lista de los candidatos a la sede patriarcal. La tarde del mismo día uno de los candidatos de esta lista será elegido por un colegio electivo nacional que, además de obispos, contará con representantes del clero y de los laicos de cada una de las diócesis, así como de delegados de las facultades de teología y de los seminarios.



El anterior patriarca, Teoctisto, fallecía el 30 de julio pasado, a causa de un paro cardiaco durante una operación, después de haber sido durante 20 años jefe de la Iglesia rumana.



Como en su momento no me fue posible, quisiera ahora reflejar algunos datos de la biografía de Su Santidad Teoctisto: En el mundo Teodoro Arapasu, nació el 7 de febrero de 1915 en la ciudad de Tocileni, en Moldova. Desde la edad de 14 años ingresó en el monasterio de Sihastria, antes de realizar sus estudios en la facultad de teología de Bucarest. Posteriormente, en 1945, fue ordenado presbítero y, en 1950, fue elevado al obispado. Fue sucesivamente obispo de Arad y metropólita de Oltenia y, finalmente, metropólita de Moldova. Elegido patriarca en el año 1986 -noviembre-, sucedio al patriarca Justino. Un mes después de la caída del dictador comunista Ceausescu, en enero del año 90, afectado por los ataques violentos de los que era objeto en los que se le reprochaba su actitud bajo el régimen comunista, tanto desde la prensa como desde las manifestaciones de los estudiantes del Instituto de Teología de Bucarest, tomó la determinación de dimitir. Sin embargo, fue reintegrado a sus funciones patriarcales en abril del mismo año ante la demanda unánime del episcopado rumano.



Años más tarde, con motivo de su 90 cumpleaños y en una entrevista al diario "Adevarul", hablando sobre esos difíciles momentos de su patriarcado, afirmaría que nunca hubo compromiso alguno con el régimen, aunque sí obligadas -impuestas- concesiones. Igualmente, que cuando adoptó la decisión de dimitir lo hizo asumiendo personalmente los errores de todos porque "la culpabilidad era real y la asumo enteramente" .



SS Teoctisto será recordado también por su interés en el diálogo ecuménico que, en el año 1999, le llevaría -en un paso histórico- a recibir al fallecido papa Juan Pablo II durante la visita de tres días que ese año realizó a Rumanía; primera visita de un papa de Roma a un país de tradición ortodoxa.



¡Memoria Eterna!