miércoles, noviembre 08, 2006

PARA LA REFLEXIÓN Y LA MEDITACIÓN (2)

DICHOS DE LOS PADRES DEL DESIERTO


-I-


El abad José de Tebas decía:
"Hay tres clases de hombres que son enaltecidos a los ojos de Dios. Primero, aquellos que, cuando están enfermos o son tentados, aceptan todas las cosas con acción de gracias. Segundo, los que realizan todas sus obras limpiamente ante Dios, y en modo alguno buscando sólo agradar a los hombres. Tercero, los que permanecen sujetos a la dirección de su padre espiritual y renuncian al egoismo"


-II-


El abad Hiperiquio decía:
"Es mejor comer carne y beber vino que, mediante la calumnia y descalificación, devorar la carne de tu hermano"


-III-


Cierto hermano fue al abad Poemen y le dijo:
"¿Qué debo hacer, Padre? Siento una gran tristeza"
El anciano le contestó:
"No desprecies nunca a nadie, no condenes nunca a nadie, no hables nunca mal de nadie, y el Señor te otorgará la paz"


-IV-


Un hieromonje fue preguntado por cierto soldado si Dios perdonaría a un pecador. Y él le dijo:
"Dime, querido: si tu capa está rota, ¿la tiras?"
El soldado replicó y dijo:
"No, la arreglaré y volveré a ponérmela"
El anciano, entonces, le contestó:
"Si tú cuidas de tu capa, ¿no había de ser Dios misericordioso con su propia imagen?"


-V-


Uno de los hermanos había pecado, y el sacerdote le mandó que abandonase la comunidad. Entonces el santo abad Besarión se levantó y salió con él, diciendo:
"¡Yo también soy un pecador!"


-VI-


Cita de San Pacomio:

"¿Un mal pensamiento? Sopórtalo con paciencia, hasta que Dios te dé calma. ¿El ayuno? Persevera con firmeza. ¿La oración? Sin descanso, en tu habitación entre tú y Dios. Un solo corazón con tu hermano; la pureza en todo tu ser; la cabeza inclinada ante el Señor; el corazón humilde; bondad en el momento de la irritación y cólera"



[Estas citas textuales han sido introducidas en el blog gracias a la colaboración del P Osios (Ferrer) de la parroquia de San Simeón El Nuevo Teólogo y San Inocencio de Moscú, de Alicante -Boletín Parroquial Nº 2-]

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Le felicito. Son pensamientos bàsi-

cos, pero vigentes para nuestra so-

ciedad de hoy.

Teofilactos dijo...

Gracias: Remedando en parte una frase de "El Principito" - conocidísima obra del escritor francés Antoine de Saint-Exupery-, aquella que dice que "lo esencial es invisible a los ojos"; lo que en estos dichos se pone de manifiesto, aunque por básico o por su extrema sencillez pueda resultar "inaudible" para el "hombre de hoy", no deja de ser "esencial a nuestros oídos".

Anónimo dijo...

¡ Maravillosa la espiritualidad del dedierto ¡

Anónimo dijo...

Es muy edificante poder leer y

meditar estos textos espirituales y

patristicos.Muchisimas gracias