martes, noviembre 14, 2006

MONSEÑOR ARTEMIJE SE ENTREVISTA CON MIGUEL ÁNGEL VECINO EN GRAKANICA


En información recogida del sitio Web de la Iglesia Ortodoxa Española, Patriarcado de Serbia, nos llega la noticia de la reunión mantenida entre Monseñor Artemije, obispo de Rashka-Prizren, con el consejero del embajador de España en Belgrado, Miguel Ángel Vecino. Dicha entrevista se mantuvo en dependencias del monasterio de Grakanica y versó sobre los temas actuales relacionados con las graves problemáticas que, incidiendo con especial virulencia sobre la población serbia, cristiano ortodoxa, están presentes en la provincia de Kosovo-Metohija.

Vladika Artemije, en declaraciones del pasado 12 de octubre recogidas por la agencia de noticias Ria Novosti, manifestaba que en Kosovo-Metohija continuaban los ataques contra los serbios, la destrucción de las iglesias ortodoxas y la profanación de los cementerios.

En los últimos dos años, se habría registrado más de 200 actos de agresión contra los representantes de la comunidad serbia, afectando especialmente a los repatriados.

También, se indicaba que más de 1300 serbios fueron asesinados en Kosovo-Metohija en los últimos siete años y un número similar de personas fueron secuestradas sin que hasta la fecha se haya aclarado su suerte. Aproximadamente 250.000 personas, dos tercios de la comunidad serbia, fueron expulsadas de sus hogares; decenas de miles de casas de ciudadanos serbios de la provincia quedaron destruidas, igual que 150 iglesias y monasterios, manifestaba Monseñor Artemije en la rueda de prensa que tuvo lugar en Moscú.

Por el contrario, en el mismo periodo se habrían instalado en Kosovo mása de 400 mezquitas, gracias a los apoyos financieros de Arabia Saudita y otros países del Golfo Pérsico.

Declaró Monseñor Artemije: "Los albaneses de Kosovo se han propuesto cambiar la fisonomía de esta región, despojarla de cuanto simboliza la religión ortodoxa y transformarla en una parte del Estado musulmán"; agregó que cada vez hay más partidarios en la zona del extremismo islamista, el wahabismo y la Yihad.

El obispo deploró que E.E.U.U. y otras naciones occidentales conduzcan una guerra global contra el terrorismo en todas las partes del mundo, salvo en Kosovo y Metohija.

Mientras tanto -y esto ya es evidencia que pone de manifiesto quien escribe este blog- los medios de comunicación españoles y otros del ámbito occidental observan un absoluto mutismo sobre estos hechos de suma gravedad, clara manifestación del desarrollo del genocidio humano y cultural en Kosovo y Metohija que se está produciendo ante los mismos ojos de la misión de la ONU (UNMIK) y sus fuerzas militares en la zona (KFOR) -y no sabemos si a causa de su impotencia, de su desidia, de su irresponsabilidad o del amedrantamiento al que se ven sometidas; o todo a un tiempo-, o bien, solo informan de una "independencia" que dan por inminente, sin importar la suerte y la vida -presentes y futuras- de estas personas y sus valores religiosos y culturales.