lunes, noviembre 06, 2006

NOTICIAS DEL SERVICIO ORTODOXO DE PRENSA - NOVIEMBRE 2006

Nicosia: Un nuevo Primado para la Iglesia de Chipre (5/11/06)


El metropólita de Paphos Chrysostomos (Englistriotis), de 65 años, ha sido elegido, el 5 de noviembre de 2006 último, Arzobispo de Nueva Justiniana y primado de la Iglesia Ortodoxa de Chipre. Sucede al Arzobispo Chrysostomos (Kykkotis), de 79 años, que había estado a la cabeza de la Iglesia de Chipre desde 1977, pero que, afectado por la enfermedad de Alzheimer, fue declarado incapacitado para el desarrollo de sus funciones por un "sínodo ampliado" que reunió, los días 16 y 17 de mayo pasado, en Chambésy, cerca de Ginebra, a los Patriarcas de Constantinopla, de Alejandría, de Antioquía y de Jerusalem, acompañados de obispos de sus Iglesias respectivas, así como la Asamblea de Obispos de la Iglesia Ortodoxa de Chipre. El Arzobispo Chrysostomos es el segundo Primado de la Iglesia de Chipre desde la muerte del Arzobispo Makarios III, que llevó la isla al logro de su independencia y fue su primer Presidente de 1960 hasta su muerte, en 1977.


De conformidad con los Estatutos de la Iglesia de Chipre, el nuevo arzobispo ha resultado electo tras un largo proceso electoral, que había comenzado el 24 de septiembre último con la designación por la asamblea de los fieles de las diferentes diócesis de la Iglesia de Chipre de mil cuatrocientos delegados -conformados por una mayoría de laicos- encargados de elegir entre ellos a cien grandes electores. Son estos grandes electores a los que se añaden treinta y tres clérigos, entre los cuales se incluyen los obispos y los superiores de los monasterios, los que han elegido al nuevo arzobispo en el momento del voto final, después de un mes de una "campaña electoral" que se ha desarrollado, según la opinión de los observadores, de manera bastante agresiva en los medios de comunicación. Comentando este sistema de elección para la AFP, Nikos Peristanis, un sociólogo chipriota, declaró: "La Iglesia Ortodoxa de Chipre es probablemente la única que lleva a cabo una verdadera campaña de opinión pública para escoger a su primado". Cuatro candidaturas habían sido las propuestas: el metropólita Crhysostomos de Paphos, el metropólita Chrysostomos de Kition (con sede en Larnaka), el metropólita Athanasios de Limassol y el obispo Nicephoros, superior del monasterio de Kykkos. El metropólita Chrysostomos de Paphos ha sido finalmente elegido, en la última ronda de escrutinio, con 73 votos de entre 131 votantes, frente a 57 votos recibidos por el metropólita Athanasios de Limassol.


El nuevo Arzobispo nació el 10 de abril de 1941 en la isla de Chipre. Hizo sus estudios de teología en el seminario de San Bernabé (Chipre), realizó su profesión monástica y fue ordenado diácono en el año 1963, y después enviado a la Facultad de Teología de Atenas, donde se diplomó. En el año 1972 fue ordenado presbítero y nombrado superior del monasterio de San Neófito, en Chipre. En 1978, fue ordenado metropólita de la diócesis de Paphos. Desde el 17 de mayo pasado ejercía interinamente la dirección de la Iglesia de Chipre en calidad de "locum tenens".


La Iglesia de Chipre cuya fundación se remonta a la obra misionera de los Apóstoles Pablo y Bernabé dispone de un estatuto de Iglesia autocéfala que le fue reconocido en el Concilio de Éfeso (431). En la época moderna, la Iglesia representó un papel preponderante en la lucha por la independencia de la isla, destacadamente gracias a la acción del Arzobispo Makarios III (1913-1977), predecesor del Arzobispo Chrysostomos. Ella cuenta actualmente, según estimaciones, 450.000 fieles repartidos en seis diócesis. Desde 1974, fecha de la invasión y ocupación de la parte norte de la isla por Turquía, los ortodoxos están concentrados en la zona sur, las iglesias y monasterios de la zona norte cerrados, se vieron saqueados y destruidos en muchas ocasiones con el fin de borrar todo rastros de la cultura griega; hecho que las autoridades eclesiásticas denunciaron en varias instancias en las décadas de los años 80 y 90. La Iglesia de Chipre, que permanece muy influyente en la vida pública, es también uno de los propietarios de bienes inmuebles más grande de la isla.


10º Encuentro Internacional de Diálogo entre la Iglesia Ortodoxa y los Demócrata Cristianos Europeos (15/11/066)

El décimo encuentro internacional de diálogo entre la Iglesia Ortodoxa y el grupo parlamentario del Partido Popular Europeo (demócrata cristianos) y Demócratas Europeos (PPE-DE) se desarrolló, los días 9 y 10 de noviembre, en Bratislava (Eslovaquia), sobre el tema "Construir un nuevo fundamento para Europa a través de la solidaridad: religión y política en acción". Los cerca de doscientos participantes, entre los que había representantes de varias Iglesias ortodoxas en Europa, fueron recibidos, en la sesión de apertura, por el Arzobispo Juan de Presov (Iglesia Ortodoxa de Chequia y Eslovaquia), antes de que se diera lectura de los mensajes del Patriarca Ecuménico Bartolomé I y de Wilfried Martens, anterior Primer Ministro belga y Presidente en ejercicio del Partido Popular Europeo (PPE).

Tres sesiones de trabajo temáticas permitieron abordar, de una parte, los problemas ligados a la cooperación regional en Europa del Sureste, particularmente a partir del plan de estabilización y de asociación de los países de los Balcanes adoptado en la cumbre de Tesalónica (Grecia) en el año 2003 ("El proceso de Tesalónica: los progresos en las relaciones entre Croacia y Serbia" y "El proceso de Tesalónica: integrar a los pueblos de los Balcanes en el mosaico europeo"), y de otra parte, los problemas relacionados con la integración de los países de la Europa Oriental ("Los europeos más desconocidos: Bielorrusia, Moldavia y Ucrania").

De parte ortodoxa, destacaba la presencia del metropólita Emmanuel (obispo de la Diócesis del Patriarcado Ecuménico en Francia y Director de la Oficina de la Iglesia Ortodoxa ante las Instituciones Europeas, en Bruselas), del arzobispo Gabriel (arzobispo de las parroquias de tradición rusa en Europa Occidental, dependiente del Patriarcado Ecuménico), del obispo Hilarión (obispo del Patriarcado de Moscú en Austria), de los obispos Ireneo de Backa e Ignacio de Branicevo (Patriarcado de Serbia), del metropólita José (Archidiócesis del Patriarcado de Rumanía en Europa Occidental y Meridional), y del obispo Athanasio (representante de la Iglesia de Grecia ante las Instituciones Europeas, en Bruselas).

Al término del encuentro, los participantes adoptaron un comunicado final en el cual subrayan que el "Proceso de Tesalónica" contribuyó a la consolidación de la paz en la región. En el mismo comunicado insisten en la constatación de que Turquía debe dar signos tangibles de su empeño en el respeto a la libertad de pensamiento, de religión y de asociación, y especialmente permitiendo la reapertura del Instituto de Teología Ortodoxa de Halki -en la isla de Heybeliada, cerca de Estambul, cerrado por las autoridades de este país desde el año 1971-, restituyendo las propiedades de las comunidades religiosas cristianas incautadas desde hace muchos años y adoptando una legislación apropiada que permita a todas las comunidades religiosas del país desarrollar sus actividades litúrgicas, catequéticas y caritativas sin trabas.

Las relaciones entre la Iglesia Ortodoxa y los parlamentarios europeos democristianos y demócrata-europeos fueron iniciadas hace diez años por el Patriarca Bartolomé I y el anterior Primer Ministro belga Wilfried Martens con ocasión de una visita de una delegación del PPE al Phanar, en Constantinopla, en abril de 1996. Desde entonces, estos encuentros se han ampliado a otras Iglesias ortodoxas territoriales y han adquirido un carácter anual regular. Pretenden promover los valores espirituales y humanos en Europa, el respeto de los derechos del hombre y la tolerancia, la salvaguardia del medio ambiente, y el papel de la Ortodoxia en una Europa sometida al cambio.


Rusia: Para el metropólita Kiril de Smolensk, la Iglesia Rusa Fuera de las Fronteras ha abandonado sus objeciones a la consideración del movimiento ecuménico (16/11/06)

La Iglesia Rusa Fuera de las Fronteras ha abandonado sus objeciones a la consideración del movmiento ecuménico, ha afirmado, en una entrevista al diario ruso Troud (edición del 15 de noviembre), el metropólita Kiril de Smolensk, responsable del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú. "Para nosotros, actualmente, participar en el movimiento ecuménico, como en toda otra forma de acción en la sociedad civil, es ante todo testimoniar la ortodoxia, la Iglesia una, santa, católica y apostólica, y la Iglesia Rusa Fuera de las Fronteras no es opuesta a una tal mision", manifestó. "Si nosotros nos unimos realmente, entonces seremos llamados a testimoniar conjuntamente la ortodoxia delante de otras confesiones cristianas", prosiguió.

Por su parte, en una entrevista del semanario Nezavisimaïa gazeta-Religiïa (edición del 15 de noviembre), uno de los más próximos colaboradores del metropólita Kiril, el P Nicolás Balachov, secretario de la comisión de diálogo del Patriarcado de Moscú con la Iglesia Rusa Fuera de las Fronteras, subrayó que no había habido ningún "compromiso" sobre la cuestión del ecumenismo, tanto, dijo que no había razón alguna para hablar de un "movimiento ecuménico", sino más bien de "relaciones interconfesionales". Y sobre este punto, añadió, los responsables de ambas Iglesias están en la misma línea: "Tenemos la misma posición sobre lo que es aceptable en estas relaciones y sobre lo que no lo es".

Constituida durante la emigración en 1922, la Iglesia Rusa Fuera de las Fronteras, cuya sede está actualmente en Nueva York, ha estado separada del Patriarcado de Moscú desde mediados de la década de los años 20 del pasado siglo, reprochando a éste en primer lugar su dependencia respecto del Régimen Soviético y, más tarde también, su implicación en el movimiento ecuménico. Esta implicación de la Iglesia Ortodoxa rusa en el diálogo interconfesional, especialmente en el marco del Consejo Ecuménico de las Iglesias (CEI), había sido uno de los argumentos de los opositores a la renificación con el Patriarcado de Moscú dentro del concilio de la Iglesia Rusa Fuera de las Fronteras, celebrado en el mes de mayo pasado, en San Francisco (EEUU). Hasta el mismo sínodo de los obispos, que más tarde se habría de pronunciar a favor de la reunificación, había declarado sin embargo, en un mensaje difundido en el mes de septiembre, que no tenía la intención en ningún modo de "renunciar a (sus) posiciones de principio, en particular, en cuanto a la cuestión del movimiento ecuménico".


Encuentro "Fe y Palabra" en Paray-le-Monial (Saona y Loira) del 17 al 20 de mayo de 2007 (24/11/06)

Los encuentros "Fe y Palabra" se dirigen a todos los ortodoxos que desean reunirse para un tiempo de oración y de reflexión. Se articulan alrededor de tres conferencias, de dos largos periodos de meditación sobre textos bíblicos en pequeños grupos y de celebraciones litúrgicas. Se trata de renovarse entorno al "Único Necesario". Estos encuentros son organizados por la Fraternidad Ortodoxa en Europa Occidental, bajo los auspicios de la Asamblea de los Obispos Ortodoxos de Francia. Se celebrarán en francés. Contacto: fratortho2007@yahoo.fra


Turquía (noviembre de 2006)

El Patriarca Ecuménico Bartolomé I, cuya sede está en Estambul, la antigua Constantinopla, ha realizado un llamado para que nada venga a perturbar la visita del Papa Benedicto XVI a Turquía, prevista del 28 de noviembre al 1 de diciembre. "Debemos hacer todo lo posible para que esta visita tenga éxito. Si no lo hacemos así, ello será negativo para la imagen de Turquía. Debemos evitarlo, desde el momento en que nosotros queremos entrar en la Unión Europea", expuso, en una entrevista concedida al periódico turco "Sabah" (edición del 19 de noviembre de 2006), insistiendo en la necesidad de no empañar la imagen del país antes de la cumbre europea de la Unión (UE), en Bruselas, los días 15 y 16 de diciembre, que debe abordar particularmente la cuestión de la adhesión de Turquía a la UE. "No hablarán de ello de un modo oficial, mas lo discutirán entre ellos (miembros asistentes a la cumbre)", añadió. Esta declaración se produce mientras que la opinión pública turca no esconde su hostilidad respecto de Benedicto XVI, al cual reprocha el haberse pronunciado en contra de la entrada de Turquía en la UE cuando todavía era cardenal y el haber asimilado, al parecer, el Islam y la violencia en su discurso de Ratisbona (Alemania) en septiembre de 2006. Las autoridades turcas aseguraron que harían el máximo para que la visita del papa sea un éxito, pero el Primer Ministro, Recep Erdogan, el Ministro de Asuntos Exteriores y el Ministro de Estado encargado de los Asuntos Religiosos, del mismo modo que el alcalde de Estambul, dieron a conocer que desplazamientos al extranjero, ya previstos desde hace tiempo, no les permitirían recibirle. Después de una breve recepción por el Jefe del Estado turco, Ahmed Necdet Seze, en Ankara, el 28 de noviembre, la estancia del papa en Estambul será esencialmente consagrada a su encuentro con Bartolomé I, en el barrio del Phanar, en Estambul, donde está instalado el Patriarcado Ecuménico, y que será la ocasión para los primados de ambas Iglesias de publicar, el 30 de noviembre, una declaración común subrayando su voluntad de alcanzar en un futuro la unidad entre católicos y ortodoxos. Este encuentro "tendrá un gran significado para el diálogo entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa", estimó a propósito el cardenal Tarsicio Bertone, Secretario de Estado del Vaticano, citado por la AFP, el 24 de noviembre.