martes, julio 29, 2008

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ITALIANA VISITA AL PATRIARCA ALEXIS DE MOSCÚ

El 16 de julio de 2008, en el monasterio San Daniel de Moscú, el Patriarca Alexis recibió al Sr. Giorgio Napolitano, presidente de la República Italiana, que iba acompañado por una importante delegación de su país. Saludando a sus huéspedes, el primado de la Iglesia Rusa recordó que "Los pueblos ruso e italiano conservan la misma herencia cristiana que se remonta a la predicación de los Apóstoles. Esta herencia es la que debe servir de fundamento para el desarrollo de relaciones sinceras y cordiales tanto entre los Estados como entre las personas".

El Patriarca Alexis recordó que hoy, numerosos fieles de la Iglesia Ortodoxa Rusa vivían en Italia. Son rusos, Bielorrusos, ucranios, moldavos. "Según ciertas estadísticas, el número total de los ortodoxos en Italia alcanza a un millón de personas", subrayó el Patriarca. Han sido adoptadas medidas por el Patriarcado de Moscú para asegurar el ministerio pastoral cerca de estos fieles ortodoxos: "Después de las debidas consultas con la Iglesia Católica Romana, comenzamos el proceso de diálogo con los poderes públicos para que las estructuras pastorales de la Iglesia Ortodoxa Rusa esté representada en Italia por un obispo". El Patriarca Alexis expresó la convicción de que el nombramiento de un obispo representante del Patriarcado de Moscú en Italia contribuirá al fortalecimiento de los lazos y del progreso del diálogo con la Iglesia Católica Romana.

El Patriarca Alexis agradeció al presidente italiano la posibilidad ofrecida a la comunidad ortodoxa rusa de construir una iglesia en Roma: "Estamos contentos que gracias a una actitud positiva por parte de las autoridades italianas, tenemos la posibilidad de construir en Roma la iglesia de Santa Catalina. Actualmente, los trabajos están a punto de finalizar. La consagración de esta iglesia está prevista para diciembre". Será celebrada por el Metropolitano Kiril de Smolensk y de Kaliningrad, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú.

El Patriarca Alexis y el Presidente italiano abordaron también la cuestión de la iglesia rusa de Bari. El 15 de julio de 2008, el Ayuntamiento de la ciudad confirmó su deseo de devolver esta iglesia al Estado ruso. Esta decisión es, según Giorgio Napolitano, "Un regalo de la ciudad de Bari y un signo de la apertura de Italia".

El Patriarca Alexis expresó su alegría de ver que las relaciones entre la Conferencia Episcopal Italiana y la Iglesia Ortodoxa Rusa se desarrollan de forma muy positiva y con rapidez. Recordó que este año el Cardenal Dionigi Tettamanzi, Arzobispo de Milán, y el Cardenal Crescenzio Sepe, Arzobispo de Nápoles, visitarán Rusia a invitación del Patriarcado de Moscú. Serán acompañados por delegaciones importantes de sacerdotes y de fieles de sus diócesis.

"Gracias a la confianza establecida con los católicos romanos italianos, las estructuras de la Iglesia Ortodoxa Rusa en este país son apoyadas por las diócesis locales de la Iglesia Católica Romana, -subrayó el patriarca-. Los católicos romanos de Italia ponen a disposición de la Iglesia Rusa lugares de culto. Así, en 2007, la diócesis de Nápoles ofreció gratuítamente a la comunidad ortodoxa rusa local una iglesia en pleno centro de la ciudad". El patriarca recordó que las posiciones de la Iglesia ortodoxa rusa y de la Iglesia católica romana eran idénticas en numerosos campos: "Los rusos y los italianos están llamados a preservar juntos la tradicional cultura cristiana en Europa, a hacer participar al cristianismo en la formación del presente y del futuro de nuestro continente. Estamos preparados para toda forma de colaboración con los italianos en esta dirección", declaró el primado de la Iglesia Rusa.

[Fuente: Egliserusse.eu]